Vídeo Promocional

En cuanto acabe el confinamiento y podamos hacer vida normal y sobre todo Sociable, pondré una buena oferta y bastante BARATA para que quien lo desee pueda tener un vídeo personal suyo, os dejo una muestra (he tenido que tirar de archivo de hace dos años y grabados con mala calidad para dejarlos así de bonitos):

iPhone SE 2020

Apple lanza el iPhone SE 2020, de 4.7″ con el procesador del iPhone 11 Pro.

Tengo que verlo en la mano y toquetearlo, la pantalla es un asco, 720 pixeles, vale que es retina, es decir, pasa de los 320 ppp que distingue la vista a esa distancia, pero no sé, 490 € es mucha tela para 64 GB de espacio, que si quitamos el sistema, posiblemente nos queden 25 GB libres. Vale, para como tengo organizada mi gestión de contenidos de los Smartphone desde 2012, es más que suficiente, siempre que no me de por grabar vídeos largos a 4K y 60 FPS, que será lo normal en mí.

Por ese precio tengo el mejor Xiaomi, OLED, con 5.700 mAh, carga superrapida, 6 GB de RAM y 256 GB de espacio.

Por eso, quiero tenerlo un buen rato y probarlo. Creo que podría ser mi nuevo teléfono si me encaja bien en la mano, que la tengo enana y las 6″ del mío es una molestia de narices. Sería como tener un iPhone 4 supervitaminado y un pelín más grande a prueba de agua. El 4S es el que más me ha gustado tener, bueno y el primero que salió, todo de aluminio.

Por los servicios no me importa porque hay App’s para mi reloj de Xiaomi, Google One y la Appp de las Luces, el tema de pasar contenido del móvil al Mac es más simple que con el Android, que hay que poner el cable y una App especial. Teniendo Catalina en el Mac sería el combo perfecto.

Empecé con teléfonos de teclas, luego cada vez más pequeños y con ellos me conectaba a internet con el Mac mediante BT, luego llegó el iPhone y me resigné a no poder tener el primer modelo ya que salió para US en exclusiva, pero al menos tenía un iPod Touch con el que me conectaba al correo mediante el teléfono de teclas, un Sony-Ericsson Profesional.

Mi mundo cambió y necesité de una plataforma abierta y simple para poder ver las fotografías que realizo y los vídeos y poderlas compartir con mis clientes, con un iPhone hace dos años era imposible si no metías un servicio en la nube de por medio.

Ahora, el servicio en la nube lo tengo Profesional, por lo. que lo uso a diario y es facilísimo compartir los datos, las fotos y los vídeos, por lo que el tener un Android ya no me es tan necesario como antes por la locura de Apple en tenerlo tan capado, ahora sí regresaría al iPhone, con este 4.7″.

Considero que un Smartphone superior a las 5″ es una burrada, al menos para manos pequeñas. Por eso para la música la sigo llevando mi BQ E5 FHD de 5″ para que no sea tan aparatoso el tema de la música y que el principal quede libre de ese gasto de batería extra.

Otro dato que me preocupa es si llegará el nuevo iPhone SE al día de carga con el trote que le doy a mis terminales: nueve cuentas de correo, tres de Twitter, Güasap normal y Güasap Business y dos cuentas de Instagram. (Luego las llamadas, claro)

Escuchando «Syntexis» de Evanescence.

Puntos de Inflexión

Estás viendo la Ría de El Rompido, Huelva, Agosto 2019

Gracias a Miriam y su familia por acogerme unos días en su casa.

Gracias a la gente de El Rompido por portarse tan maravillosamente como lo hicieron.

Gracias Silvia.

Gracias Cristina, recuerda, yo siempre respondo los WhatsApp.

Hoy Martes 20 de Agosto 2019 es un gran paso para mí. Hoy es uno de esos puntos de inflexión donde puede cambiar mi futuro. Aunque mi futuro cambió el 3 de Agosto 2019 dos veces consecutivas en menos de 45 minutos. Y aunque ahora esté viviendo una alternativa no deseada, voy a intentar aprovecharla lo que pueda.

Esta es una de esas fotos que celebran esos 45 minutos, esos cambios, cada foto que se publique con este texto lleva mi firma implícita, mis pensamientos y el cómo veía la vida justo en el momento de hacer cada foto.

En éste caso, para más exactitud, la realicé en dos partes: La primera noche hice unas pruebas y la noche siguiente me lo tomé en serio y me puse de agua hasta las trancas.

Para los amantes de los datos: Usé un Meike de 190×190º f2 con apertura de f16, y el obturador abierto durante 30 segundos, con el DRO en Nivel 5 y disparando cinco imágenes con +0.3 Usé una Sony Alpha a6000 y un trípode EX enano que levantaba la cámara a menos de un centímetro del agua salada del mar.